El Terminador 0026 – Tema Libre

El Terminador 0026 – Tema Libre

La sociedad cree ingenuamente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una institución pública independiente, neutral y fiable por lo que cree a pie juntillas sus comunicados, acepta sus cifras y datos y considera lo que propone o respalda garantía de seguridad y eficacia.

Y nada más lejos de la realidad…

La controlan multinacionales sanitarias, fundaciones privadas y gobiernos cuyos responsables sanitarios tienen fuertes lazos con la industria que son quienes deciden las prioridades, las inversiones, la investigación, la formación de los profesionales de la salud y la información que llega al público en función de sus intereses económicos, políticos y académicos.

Preguntarse quién controla la Organización Mundial de la Salud equivale a preguntar quién controla la salud del planeta ya que las directrices, los programas y las campañas que esta organización internacional pone en marcha cada año afectan – directa o indirectamente – a la inmensa mayoría.

Jacques Attali fue un asesor de François Mitterrand (ex-presidente de Francia) y escribió esto en el año 1981:
 

«En el futuro será cuestión de encontrar la forma de reducir la población.

Empezaremos por el viejo, porque en cuanto supera los 60-65 años el hombre vive más de lo que produce y le cuesta caro a la sociedad.

Luego los débiles y luego los inútiles que no aportan nada a la sociedad porque cada vez serán más, y sobre todo finalmente los estúpidos.

Eutanasia dirigida a estos grupos:

la eutanasia deberá ser un instrumento esencial de nuestras sociedades futuras, en todos los casos.

Por supuesto, no podremos ejecutar personas ni organizar campamentos. Nos desharemos de ellos haciéndoles creer que es por su propio bien.

Una población demasiado grande, y en su mayor parte innecesaria, es algo económicamente demasiado caro.

Socialmente, también es mucho mejor que la máquina humana se detenga abruptamente en lugar de deteriorarse gradualmente.

¡No podremos pasar pruebas de inteligencia en millones y millones de personas, se puede imaginar!

Encontraremos algo o lo causaremos;

El estúpido lo creerá y pedirá ser tratado. Nos habremos cuidado de haber planificado el tratamiento, un tratamiento que será la solución.

La selección de los idiotas se hará, pues, por sí sola: irán solos al matadero «.

Archivo Sonoro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.