El Terminador 0053

El Terminador 0053

Imaginación vs. Fantasía vs. Realidad – Mecanismos de Proyección y cómo Desechamos aquello que No podemos Crear

Siempre que hemos hablado de cómo funciona la creación de la realidad, tanto la individual como la que todos compartimos a nivel global.

Se forma por la suma de las realidades individuales o «burbujas holográficas» que cada persona emite; hemos explicado que todo depende del contenido de la programación mental de cada ser humano y del contenido de nuestro cuerpo mental.

De alguna manera, esto nos viene a decir que todo lo que yo «poseo» interiormente a nivel de datos, conocimiento, creencias, ideas, pensamientos, etc., es lo que da luego lugar al mundo en el que vivo, y la suma de lo que todos tenemos «dentro» es lo que da lugar al mundo «común» que todos compartimos.

Como ya hemos mencionado muchas veces, este mundo «común» dista mucho de ser un mundo «idílico», no porque se haya diseñado así, sino porque se ha ido «forzando» y programando a la humanidad para que lo manifieste «así»,

Sin embargo, también es verdad que si todo lo que yo tengo en mi estructura mental es lo que sale hacia el «exterior» y luego «termina» manifestándose como el mundo en el que existo,

¿por qué no se manifiestan cosas que imagino o sobre las que pienso pero que luego no tienen reflejo en lo que consideramos que es el mundo real?

Veamos la diferencia a nivel de programas y arquetipos que se produce cuando imaginamos o pensamos en algo y cómo «eso» puede llegar a ser un elemento «físico» o terminar disipándose sin materializarse.

La Psicopatía y los Orígenes del Totalitarismo

Parece que James Lindsay, coautor de Cynical Theories (Teorías Cínicas, con Helen Pluckrose), ha leído Ponerología Política de Andrew Lobaczewski.

Estimamos que es uno de los primeros académicos prominentes en hacerlo y en escribir algo sustancial sobre ello (aunque sin citarlo, desafortunadamente).

Dados sus antecedentes en su enfoque de la Teoría Crítica, es la persona indicada para el trabajo, y su tratamiento a continuación bien vale la pena leerlo.

Hemos añadido algunos ‘comentarios’ que correlacionan algunas de sus ideas con la terminología de la obra de Lobaczewski.

Muchos de los más grandes horrores de la historia de la humanidad se deben únicamente al establecimiento y la aplicación social de una realidad falsa.

Gracias al filósofo católico Josef Pieper y su importante ensayo de 1970 «Abuso del lenguaje, abuso de poder» por el término y la idea, podemos referirnos a estas realidades alternativas como seudo-realidades ideológicas.

Las seudorrealidades, al ser falsas e irreales, siempre generan tragedia y maldad a una escala que es por lo menos proporcional al alcance de su control del poder (que es su principal interés), ya sea social, cultural, económico, político, o (particularmente) una combinación de varios o todos estos.

Tan importantes para el desarrollo y las tragedias de las sociedades son estas seudorrealidades cuando surgen y se arraigan que vale la pena esbozar sus propiedades y estructura básicas, para poder identificarlas y resistirlas adecuadamente antes de que den lugar a calamidades sociopolíticas, como la guerra, el genocidio e incluso el colapso de la civilización, todo lo cual puede llevarse a muchos millones de vidas y puede arruinar a muchos millones más en la vana búsqueda de una ficción cuyos creyentes son, o se hacen, suficientemente intolerantes.

Archivo Sonoro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.