El Terminador 0131

El Terminador 0131

Los Beatles y la Conspiración de Acuario

Un ejemplo destacado de condicionamiento social para aceptar el cambio, aun cuando se reconoce como el cambio no deseados por el grupo de población grande en la mira del Stanford Research Institute, fue la «aparición» de los Beatles. Los Beatles fueron traídos a los Estados Unidos como parte de un experimento social que se sometería a grandes grupos de población para el lavado de cerebro de los cuales ni siquiera eran conscientes.

Cuando Tavistock trajo a los Beatles a Estados Unidos, nadie hubiera podido imaginar el desastre cultural que iba a seguir a su paso. The Beatles fueron una parte integral de «La conspiración de Acuario», un organismo vivo, que surgió de «EL CAMBIO DE IMÁGENES DEL HOMBRE,» SUR (489)-2150-Informe de Investigación sobre Políticas N º 4/4/74. Informe de Política preparados por SRI Centro de Estudios de Política Social, director, profesor Willis Harmon.

El fenómeno de los Beatles no fue una rebelión espontánea de los jóvenes contra el antiguo sistema social. En su lugar, fue un complot cuidadosamente para introducir por un organismo conspirativo que no pudieron ser identificados, un elemento altamente destructivo y de división en un grupo de gran población objetivo para el cambio en contra de su voluntad. Las nuevas palabras y frases nuevas – preparado por Tavistock – se introdujeron a Estados Unidos junto con los Beatles. Palabras tales como «rock» en relación con la música suena, «adolescente», «cool»,

«descubierto» y «música popular», fueron un léxico de palabras de código encubierta que significa la aceptación de las drogas y llegó con los Beatles y acompañados por dondequiera que iban, para ser «descubierta» por los «adolescentes». Por cierto, la palabra «adolescentes» nunca fue utilizado hasta el momento de los Beatles llegaron al lugar, por cortesía del Instituto Tavistock de Relaciones Humanas.

EL ENGAÑO DE LA NEW AGE / NUEVA ERA

En la casa de campo Esalen, en California, se reunieron los precursores (científicos, artistas, psicoterapeutas) que perfilaron las ideas y las prácticas básicas del movimiento New Age; luego, Michael Mac Murphy las aglutinó y el matrimonio Caddy las llevó a la práctica en el norte de Escocia, desde donde irradió el mensaje. En Estados Unidos entre los años de 1960 -1970 se formaron comunidades semejantes a la de Escocia y creció el movimiento de la «contracultura», y todo ello se englobó dentro de la Nueva Era.

Los teóricos más representativos de la New Age han sido Fritjof Capra, con su obra El Tao de la Física (1975); Marilyn Ferguson, con su libro The Aquarian Conspiracy (1980); Carl Sagan, con su serie televisiva Cosmos (1980).

Se dice que la Nueva Era es un movimiento socio-cultural de gran influencia en Occidente que engloba una colección desordenada de tendencias, submovimientos, grupos y personas que tienen ideas, prácticas e ilusiones con un gran parecido, y por ello resulta difícil describir de forma breve y concisa todo aquello que representa. La Nueva Era no es una secta, pero por desgracia muchos grupos sectarios utilizan técnicas antiguas para persuadir, manipular y someter la voluntad de los demás. Marilyn Ferguson habla de «psicotécnicas» para abrir la mente intuitiva, para cambiar la conciencia, pero estas técnicas pueden ser utilizadas con fines sectarios y manipulativos. Es frecuente que los procesos concientizadores que algunas sectas utilizan den paso a un «lavado de cerebro» o a lo que los especialistas han llamado «violación psíquica», que se define como la anulación absoluta de la personalidad individual de los miembros de la secta, reemplazándola por otra útil a los propósitos de ésta.

Por otra parte, resulta disparatado unir en el mismo grupo de»psicotécnicas», como si tuvieran la misma validez, la brujería y el espiritismo con prácticas que parecen más trascendentales como la meditación.

EL ROCK’N’ROLL: LOS ORÍGENES BRITÁNICOS DE LA CONTRACULTURA

La conspiración de Acuario

A principios de 1980 salió un libro de Marilyn Ferguson titulado The Aquarian Conspiracy (La conspiración de Acua­rio), una especie de manifiesto de la contracultura. La cons­piración de Acuario, que define la contracultura como la acogida consciente de lo irracional —desde el rocanrol y las drogas hasta la retroalimentación, la meditación, la “elevación de la con­ciencia”, el yoga, el montañismo, la terapia de grupo y el psicodrama—, declara que ha llegado el momento de que los 15 millones de estadounidenses que toman parte en la contracul­tura se unan para provocar un “cambio radical en los Estados Unidos”.

Escribe la Ferguson: “El esbozar este libro, aún sin título, sobre las alternativas sociales nacientes me hizo reflexionar en la forma peculiar de este movimiento: sus atípicos líderes, la paciente vehemencia de sus adherentes, sus éxitos poco probables. De repente se me ocurrió que en su compartir de es­trategias, sus enlaces y el reconocimiento mutuo por señas sutiles, los participantes no colaboran simplemente unos con otros. Están confabulados. Esto —este movimiento— ¡es una conspiración!”1

Ferguson utilizó una verdad a medias para decir una mentira. La contracultura es una conspiración, pero no de la forma semiconsciente que pretende Ferguson, y ella lo sabe muy bien. Ferguson escribió su manifiesto bajo la dirección de Willis Harman, director de política social del Instituto Stanford, para vulgarizar un estudio político de mayo de 1974 sobre cómo transformar a los Estados Unidos en el Mundo feliz de Aldous Huxley. La contracultura es una conspiración del más alto rango, ideada para manipular sociedades y socavar la adhesión de los Estados Unidos al progreso científico y técnico.

La conspiración data de los treintas, cuando el Servicio de Inteligencia Secreta de Gran Bretaña envió a Aldous Huxley a los Estados Unidos como oficial a cargo de una operación para preparar al país para la vasta difusión de las drogas que vendría después. En este libro desmontaremos esta operación paso a paso, desde sus modestos comienzos con Huxley en California hasta el daño del que son víctimas hoy día 15 millones de estadounidenses. Con La conspiración de Acuario queda al descubierto la Nueva Guerra del Opio.

Archivo Sonoro